jueves, 22 de abril de 2010

De todas las maneras posibles

Más débil... eso me paso
... me quede más débil..
con lo espontáneo.

Siento que de alguna manera
dio fruto alguna tosca palabra,
alguna pena mal teatralizada...
Pero la verdad reside
en que de todas las maneras posibles,
te extraño.

Yo siempre te pienso desde la soledad
que no busca nada.
Siempre es una soledad compartida,
a medias tintas,
a medias aguas...
Siempre espero, no sé que..
pero espero desde un silencio
no tan solitario,
no tan poco concurrido,
no tan desalmado...

No, tampoco hablo de mí;
sólo enumero las cosas
que me rodean todo el tiempo,
pero no arman lo complejo de mi diario...
Si tuviese que hablar de mí
tendría que decirte que en este momento
al saltar letra a letra todo lo que te digo,
pienso en llegar a casa
ponerme el pijama y pintar,
tomar mate y prender un sahumerio,
o agarrar mi pasaporte para irme con un beso.

No sé hasta que punto
me ato a las respuestas instantáneas,
prefijadas y formales de los :
" estoy bien, muy bien de hecho "...
Yo no estoy bien todo el tiempo,
porque seria casi imposible y mentiroso.. .
Yo lloro a veces,
me río más que lloro
y por momentos... nada.

La nada es eso,
es siempre esperar algo,
por ahí no con la intención
ni la necesidad,
pero todos esperamos...
Yo te espero siempre
y eso no es inocente
y es totalmente premeditado.

La realidad me sorprende
por que cuando creo que todo lazo
que me ata a tu nombre o a tus cosas
esta por desaparecer...
llegan tus besos que yo recibo muerta de frío...
Y te extraño.

2 comentarios:

Laura Albertini dijo...

Es muy bonito este poema amiga. Me hace acordar mucho a la poesia de Benedetti.
Te quiero

Gaby dijo...

Lau: que piropo!!! ojala tuviese la mitad del donde Mario... besos