sábado, 29 de mayo de 2010

Manifiesto

Daría el semejante a mi dulzura
en besos cayendo por mi boca
y sería de mar, de luna,
de todas las cosas…

Sería el amuleto entre tus manos
el retraso en los pesados parpados del sueño,
sería en ti la locura de los amos,
el ladrido de los perros…

Yo sería de las que no piden,
la que reclama mi corazón en tu pecho;
de las plantas la más baja
para que te arrodillaras a tomarme en silencio...

Yo sería la que soy ahora
la que no he sido antes
sería de los jazmines y los azahares: el perfume,
el blanco de sus pétalos, el verano donde viven.

Sería de los cielos
la estrella que te alumbra,
sin caer en la nostalgia de la noche,
la musa que te acuna.

Yo sería porque no he sido
si no más por ti, dulzura mía;
del néctar de tus labios pido cielo
lejos de tu boca, muero vida.

1 comentario:

Sofía dijo...

Te espero en mi nuevo blog! En el que escribo varias cosas sin sentido pero sintiendolas ;)

Sería un honor tenerte como seguidora (=



Sophie