viernes, 14 de marzo de 2008

Solo palabras...

Un día se fue partiéndome el corazón en fragmentos y así es desde que ya no vive entre mis cosas.
A menudo nos escribimos postales, cartas, sonetos sentimentales y reclamos.
La mayoría de las veces mi amor vuela a su puerto en Mallorca, pero las minorías de las veces su cuerpo se hace presente y nos confundimos en un abrazo…
El estar lejos se acorta, se olvida por unos minutos, y por algunas líneas jugamos con el tiempo y vamos a través de él quizás con el solo fin de no ver la verdadera distancia.
Aquí una serie de cartas que me parten y arman el corazón cada vez que las leo…. Como se vera al final de la lectura la ultima palabra la tiene él…


My Lord:
Le cuento que aquí en los palacios de invierno el frío es crudo. Tenemos actividades varias, estoy mucho en mis habitaciones, escribiendo, termine mi segundo libro de poemas, estoy ultimando detalles y buscando un escribiente que tenga buena caligrafía castellana. Los vals de Strauss, vuelvan por los jardines, y por la tarde cuando cae el sol, me retiro a mis habitaciones a leer sobre dragones y príncipes que no llegan.
No tengo muchos planes solo esperar a que la primavera llegue regalándome la luz que tanto espero, mientras tanto por estos días tengo el agrado de recibir a un Lord que viene desde el país del norte . Así que por un tiempo estaré ocupada en mis tareas de anfitriona.
Este fin de semana el palacio tiene fiesta y es de mascaras, como me conocerá sabe que yo no necesito una para ser una princesa....
Le mando saludos My Lord, lo extraña siempre suya.

Lady María Gabriela De la casa real de Costiglientong”.

--------------------------------------------------------------------

Lady:
Mire, yo también la quiero, y estos días me acorde un montón de vuestra merced, y me pareció que me había escrito y no conteste, pero de verdad no me acuerdo (...) pero en ningún momento desvinculado ni por asomo parcialmente ni completamente a mis emociones, recuerdos...gente..
En fin, así que si se sintió ofendida expreso una clara disculpa por medio de la presente y adhiero una fehaciente convicción de que ha sido un descuido efímero de ambos, cuando nos hallábamos envueltos cada uno en los tentáculos de esa vorágine que es la vida diaria...si, así, muy educadamente le trasmito mi pensamiento.
Interprétese y archívese, saluda a usted muy atentamente, con un caluroso abrazo, pero mas aun caluroso, beso. Don Rodrigo Rey Brown

----------------------------------------------------------------------

My lord: Desde los jardines que se alejan del verano, mi ventana siente llegar el invierno en el paisaje, no así en mi corazón que lo recuerda. Nunca no es definitivamente. No os preocupéis, mi amor por vuestra merced esta intacto. Sepa disculpar mis raptos de rabia, pero no es hacia ud, si no hacia el mar que me separa de sus ojos, Sepa también que rezo por vuestro progreso y desde siempre mi corazón lo ayuda en la distancia. Tampoco quise decir que ud se desvinculara de sus emociones, pero entiéndame, acá se lo extraña en demasía, esta comarca no tiene el mismo sentido sin ud. Suya desde siempre, la que lo espera y lo ama con todo todo su corazón. Besos. Lady Maria Gabriela de la casa real de los Costiglientong

--------------------------------------------------------------------


“Mi omnipresente Maria Gabriela:
Me alegra que después de reagrupar los desparpajos en los que nos convierte el camino, en esos pedacillos reunidos volvamos a ser nosotros mismos...y todos estos mal entendidos se desvanezcan cual bruma, amante nocturna y temprana, que no deja de besar a los campos....
Añadiré además, que experimento una especie de gusto siniestro por estas situaciones, y cuando hablo así no me refiero a otra cosa que al placer del desencanto, para darse cuenta del valor de algunos hechizos...
No quiero molestarla mas, obligaciones no le faltaran (...)
Le dejo siempre el abrigo de mis saludos, y la esperanza de encontrarla pronto nuevamente, desde la orden de palma de caballeros, don Rodrigo Rey”.


------------------------------------------------------------------

My Lord:
Como puede ocurrírsele que me molesta o interrumpe mis quehaceres, si solo espero noticias de vuestra merced. Cuando ud habla del valor de los algunos hechizos solo queda escuchar mi corazón saliéndose del pecho, y decirle que he conjurado lo suficientemente bien este y otros hechizos para que sean duraderos.
Quiero que sepa que no es sencillo para esta humilde señora que lo extraña, tener que recibir innumerables parlamentos sobre mi actividad, solo quiero estar mejor y que todo sea justo desde el carajo al cielo sin escalas, y que las posibilidades también se le presentaran a ud, así vuelve y deja de partirme el corazón con esta distancia. Mi abrazo se confunde con el viento para ir a buscarlo, si abre la ventana... esta noche podremos dormir juntos. Siempre suya, extrañándolo desde lo mas profundo de mi corazón.

Lady Maria Gabriela de la casa real de los Costiglientong

14 comentarios:

Macedonio Strangiatto dijo...

Viajan en el Tiempo?.
Por qué Empresa?
Un favor le pido. Consígame el nombre de algún chofer.
Si no llegan a estar conveniados se pudre todo y movilizamos al Sindicato.

¡Basta de accidentes en los husos horarios!

Macedonio Strangiatto
Secretario de Actividades Subconscientes
Sindicato Argentino de Viajeros en el Tiempo

euge dijo...

Un tanto mazoca el Lord ese que experimenta el placer del desencanto de esa manera...
Sus besos más que abrigarla empezarán a enfriarla si no se toma un avión (sin escalas) en breve, que se le sale el corazón del pecho a la doncella, joder!

María Gabriela Costigliolo dijo...

Mace<. si viajamos en el tiempo, pero no te preocupes, esta todo en orden... accidentes no tendremos mas que le accidente mismo de la distancia... Un beso

rolocine dijo...

Ay! Qué tristeza!! Querida Lady, dígame: ¿Cómo puede amar a un ser tan frío y racional?, ¿cómo puede extender sus brazos hacia el mar a sabiendas que esa ventana no se abrirá?.
Como bien Ud. lo dice: si bien no necesita una máscara para ser una princesa, deberá procurar un pesado maquillaje para esconder todos los pedazos de su corazón.
No desperdigue los añicos por ahí, reconstruya ese candor que bien ha mentido el que aseveró que el corazón es com un cristal. Suyo, el que suscribe.
Besotes Gaby!!!

J. Karmakiller dijo...

Asi es el amor epistolario, etero e inconcluso, fatal y aliciente.
Se manda, por carta y se recibe de en serio :P ja

María Gabriela Costigliolo dijo...

Euge: no e stan así, las cartas lo hacen mas duro de lo que realmente es, es una gran eprsona y una gran amigo por sobre todas las cosas que jamás pasaron entre nosotros. Un beso

María Gabriela Costigliolo dijo...

Rolo...digo mío... gracias por sus palabras, ud es un caballero, espero que not enga la armadura oxidada, conozco la receta para ese mal si lo requiere. besotes Mi lord para vuestra merced. Lady gabriela

María Gabriela Costigliolo dijo...

Karma: asi es amigo, asi es... un beso

Chloe dijo...

que lindo... viajar en el tiempo... es una excelente idea. como siempre bello muy bello... un abrazo amiga y nos leemos, adios.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Gracias Chloe, la verdad estoy quedando como una mal educada, por que no pase por tu blog, pasa que estoy trabajando muchisimo, pero este finde me pongo al día.. un besote

La Flaca y La Lau dijo...

Muy lindo!!! Yo lei esos mails cuando fueron enviados y recibidos.
Que cosa con la distancia, no??? (Lau)
Y veni a visitarnos, ya pusimos la pava, trae criollitos!!!!!

María Gabriela Costigliolo dijo...

Mis chicas como estan???? las extraño, prometo ir a vsisitarlas,pasa que ultimamente mis quehaceres gauchisticos me tienen ocupadisima, pero prometo ir a tomarme esa pava de ferné, digo...de mate!!!! un besote....

rolocine dijo...

Mi Lady!
Debo confesarle que mi armadura no se ha oxidado, quizás deba su condición a la cantidad de batallas a las que me acompañó o quizás por los cuidados que le prodigo.De todas formas me resultaría muy interesante conocer esa receta pues es de caballero no dejar de escuchar los consejos de una lady.
También a vuestra merced! Lord Rolo.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Lord Rolo: cuando vustra merced lo considere conveniente le revelo el secreto de mi receta... Lady gabriela desde su corazón, suya.