sábado, 13 de septiembre de 2008

Meditada objetiva nada vascular y definitiva...

Había por esos tiempos una extraña complicidad sin palabras...
Nos parecíamos siempre a algo que teníamos que decirnos y callábamos por si las dudas...
Mientras los días transcurrían así de silenciosos entre nosotros, cada centímetro de nuestros cuerpos nos gritaba desde el otro lado de la ciudad...
Había por ese tiempo la creencia de que no nos elegíamos siempre... y no era así ... Jamás elegí un cuerpo tanto como él eligió mi cuerpo ...
Teníamos en la piel la suavidad de las cosas simples y sencillas... Teníamos tanta maravilla desnudando las tardes y eso no era para cobardes pero tampoco para vasculares… raciocinio puro y objetivo...
Hasta que un día aprendí a no ser nada de eso abrazada a su cuerpo... “objetividad desvaneciéndose, urgente emprender la partida”…decía el cartel que colgaba de su cuerpo a media luz encendida…
Teníamos por esos tiempos la curiosa complicidad de creernos... tampoco nadie dudaba de nosotros en el universo... ni nosotros dudábamos de nuestros impulsos... había complicidad para sacarnos del ahogo y no era improvisado... nuestros encuentros sucedian de manera silenciosa con una premeditación objetiva nada vascular prefijada...
Había por esos tiempos una extraña complicidad que se murió con palabras.
Una tarde elegimos despedirnos que era lo más sencillo y entre miradas que fueron más fugaces que otras veces nos prometimos una cómplice distancia permanente meditada objetiva nada vascular y definitiva.

15 comentarios:

lucas ignacio dijo...

preciosa poesia.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Lucas: Gracias amigo!!!! Un beso

ccccc dijo...

Te juro que me encanto

María Gabriela Costigliolo dijo...

ccccc: gracias... a mi tambien me encantaba èl... jajajajaj. Un beso

Eugenia dijo...

Que buen título Gaby, empecemos por ahí que el resto, se sabe, es delicioso en toda su forma...

beso y abrazo fuerte!

Anónimo dijo...

sin comentarios¡¡ tu santa madre

Anónimo dijo...

amen de ser una excelente descripcion en grado de poesia¡¡tu santisima madre

María Gabriela Costigliolo dijo...

Euge: gracias nena muchas gracias... un beos y otro abrazo para vos...

María Gabriela Costigliolo dijo...

Mami: sin comentarios??? no puedo creer que te deje callada!!!!.... un beso.

Karmakiller dijo...

ufff...

hermoso el texto...

y tremendas esa clase de complicidades...

me gusto mucho la descripcion...

deja que pensar.

un abrazo gigante

Lau dijo...

Cuando uno tiene esa extraña conexión con alguien, cuando tiene piel, son los cuerpos los que hablan, y lamentablemente no son para nada objetivos, ni tampoco pueden meditar lo que pasa, simplemente sienten, de manera visceral, de manera urgente...
Yo sé lo que estas pasando por estos días mi nena linda, y solo queria recordarte que te quiero....

María Gabriela Costigliolo dijo...

Karma: hola amigo!!1 sis si lindo todo muy lindo , muy rico todo, yo me voy para otro lado con mis petates.. jajajaja un beso amigo y si deje de pensar hace rato ..

María Gabriela Costigliolo dijo...

Laurita: amigueta de mi corazon que ricos mates tomamos hoy y que bueno tenerte como amiga.. feliz estoy por vos y tu nuevo enamorado???.. te amndo un beso y gracias por todo...

Walterio dijo...

"Había por esos tiempos una extraña complicidad que se murió con palabras."

Me recordó a un capítulo de "Las Ciudades Invisibles" donde se describe una comunicación construida con gestos, objetos y silencios...
Pienso en la multiplicidad de significados que le caben a cada posibilidad: la suspención de la palabra acontece cuando éstas estorban, cuando un nuevo codigo interpersonal se ha conquistado y su presencia a veces es un mero contaminante de la complicidad afectiva.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Walterio, esto le llamo yo semiosis infinita... de tu comentario salen d emi millones de cosas que podria decirte , las cuales se conectan entre si ...y coincido con vos cuando decis que muchas veces el lenguaje que se crea que se convierte en comunicacion entre dos , llega a tener tanta tanta capacidad de dialogo y comunicacion ( valga la redundancia) que es imposible dejar de decir... y contamina la complicidad ..siempre dije que las cosas que no se dicen enteramente se mueren ... las palabras solas matan, los gestos solos matan, lso cuerpos en complicidad solos, matan.
Un beso...