martes, 16 de marzo de 2010

Cielo

A veces en el cielo, no hay explicación alguna sobre lo que va en la tierra… yo no entiendo los que me hablan de señales... yo te miro amor, y la tierra tiembla…

Amaría por sólo amar si te fueras… sin religión ni condena eterna.

El cielo no pregunta si me espera cada noche en tus brazos algo nuevo… lo sabe porque lo sabemos nosotros que nos sentimos… somos piel de ángeles vestidos de niños… somos piel a piel, el infinito.

No entienden nuestro cielo. Lo que en la tierra sucede, sólo sucede: estás en tu oficina llenando formularios y yo miro mi pantalla enceguecida; entonces todo lo mundano se disuelve, te suspiro…quiero llegar a casa y que seamos parte de lo mismo…ser arcilla entre tus manos…

No entienden nuestro cielo, que nacimos el uno sin el otro separados hasta seguirnos vida a vida… nosotros, somos compañeros sin rutina…

No entienden el cielo en que te amo, que amaría por amarte, sólo eso… que te espero entre mis labios cada tarde, que me condeno a vivir sin ellos pisando el suelo.

No entendería el cielo si faltaras, si de mi nube te fueras algún día… paraíso ya hemos sido juntos… terreno lleno de espina, sin un nosotros, todo sería.

2 comentarios:

Lucía dijo...

Herida azul...
Se vistió de cielo.

Lindo, Gaby.

Gaby dijo...

Lucia! hola como estas? gracias amiga por pasar ybdejar tus mensajes.. Beso