lunes, 16 de julio de 2012

Como un delirio

Hoy me siento como esa agüita fresca que cae mojando las nostalgias, como esa brisa que despeina soledades, como ese cielo que te muestra otro cielo allá, en otro continente; como esa tierra que piso como pidiéndole permiso.
Hoy me siento como esas derrotas mal curadas, como esas cartas de amor que no han sido enviadas, como esas ganas de no volver jamás a ningún lado, como esas palabras que se hacen rótulos pesados.
Hoy me siento como la vereda que se muere sin hojas, como una sirena sin barco al que seguirle la proa, como la mariposa en su capullo, como la flor en la sombra, como la marea sin orilla, como la noche sin el día.
Hoy me siento como si no hubiese existido nunca jamás antes de esto. Como si hubiese nacido hace dos segundos, como si flotara entre un mar de cosas inexactas, como si la vida recién empezara.
Hoy me siento entre un segundo y lo que sigue, en ese espacio en que nada vuelve a ser lo mismo, en que todo puede parecerme indistinto, hoy me siento una miga, un granito de arena, una gota de roció, una hormiga, una estrella fugaz, un delirio.

3 comentarios:

EMMAGUNST dijo...

...hay días así, que por suerte, y como todo, pasan...pero qué bueno que lo puedas escribir. Yo me atoro. Las letras se me van volando hacia no sé dónde. Por eso leo tanto. Busco quien puede decir lo que yo no puedo.

Un abrazo amiga!

María Gabriela Costigliolo dijo...

AMIGA MIA, PRIMERO GRACIAS POR DEJARME UN MENSAJE, DESPUES GRACIAS POR LA PALABRAS DEL MENSAJE. Y POR ULTIMO UN ABRAZO Y UN BESO ENORME. TE QUIERO.

Just Connect dijo...

International Bloggers Conference
Just Connect
http://justconnect.artofliving.org/