domingo, 27 de enero de 2008

Esa noche, esta tarde.

Estabas ahí parado, bordeando el milagro, encendiendo el sueño, eras el único a los ojos, al cuerpo inerte que tenía mi alma esa noche y la carrera que organicé para que caigas en mi suerte.
No obstante, el sueño no fue al despertarme, yo que creía que lo sabía y lo tenía todo. Pero ahora me faltabas vos, y con vos lo que me había hecho mover cielo y tierra.
Te había visto por fin entre tantas cosas, y ya eras cercano a mí, ya existías en mi historia, ya eras mi destino.
Me deje seducir por todo, no pensé ni antes, ni durante ni siquiera después de esa noche.
Calculé, hice pronósticos; respondiste a todos mis latidos. Mi corazón buscaba la forma de no romperse y alcanzarte y vos te dejaste alcanzar, me atrapaste.
Te estaba esperando en un boliche y ante tu tardanza yo desistía y quería irme, salir corriendo. Te había dado un ultimátum, “hasta las tres de la mañana te espero”.
Me acuerdo que había mucha gente, que hacía calor y que no llegabas. Me acuerdo de pararme en un escalón más alto para ver si venías y me acuerdo que rozaste mi espalda.
Me acuerdo que me diste un beso en la mejilla, me miraste y me dijiste: “perdoname, no me dejaban entrar!” . Ya no me importaba...Estabas ahí…funcionaba.
Me acuerdo que se fueron todos y nos quedamos solos bailando, no se que tema era el que sonaba antes de perder el sentido de la realidad; fue cuando me miraste, te acercaste y me diste un beso. Era tu boca por fin, arrasando conmigo, era tu cuerpo al fin, abrazando el mío.
Al otro día me llamaste y esa noche dormí con el amor y la vida en la misma persona.
Esta tarde tu imagen se me cruzo por la mente, y era tu imagen de esa noche parado frente mío, sosteniéndome decidido, besándome enamorado.

15 comentarios:

Mikamy dijo...

Eso suena como una de esas cosas que vale la pena recordar :)

Un abrazo.

María Gabriela Costigliolo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
*MeL* dijo...

Que linda descripción, a veces recordar cómo llego es mucho emjor que recordar cuando se fue.

Te quiero amiga... pronto nos tenemos que juntar.
Un beso grande...



Mel.-

María Gabriela Costigliolo dijo...

Mikamy: muchas gracias por volver, la verdad es que vale y valdra siempre la pena.. es un bello recuerdo. Un beso

María Gabriela Costigliolo dijo...

Mel, claro que si, claro. Prefiero recordar como llego y no como nos fuinos de nosotros... un beso.

La Lau dijo...

"Te había visto por fin entre tantas cosas, y ya eras cercano a mí, ya existías en mi historia, ya eras mi destino."

Cuantas veces habre escuchado esta historia...Cuantas emociones habia en tu voz cada vez que me la contaste...Todavia sigue emocionandome.
Te quiero mucho amiga!

María Gabriela Costigliolo dijo...

gracias amiga, muchas gracias, todavia hay emocion y alegria al contarsela a ustedes... siguen en mi cuerpo todas esas sensaciones unicas e irrepetibles, inolvidables... un beso.

Chloe dijo...

wuau
realmente hermoso
me inspiraste una historia... puedo? saludos bye

María Gabriela Costigliolo dijo...

claro , pero esta es verdadera verdadera..asi descubri el amor, por primera vez en mi vida.... despeus de esto todo lo demas parece un cuento...jajajaj un beso. y que bueno despertarte las musas. Nos leemos!!!!!!!!!!

*MeL* dijo...

Gaby, me acuerdo de vos, porque hay unos refusilos y unos truenos!! en cualquier momento se larga! se q no te gusta la lluvia pero yo estoy feliz!!!


Besos..

María Gabriela Costigliolo dijo...

no me gustan los truenos si no lo tenog a mi negro que me haga pensar en otra cosa... jajaja esa es la pura verdad, la lluvia no tiene la culpa pobre... un beso.

Dying dijo...

Al menos no te dejaron plantada como a Penélope en la canción! podría haber sido peor. La vida siempre puede ser peor! así que demos gracias que al menos estamos vivos!
Eso no fue muy levanta-ánimos jaja.
Saludos,

Donato dijo...

Me gustó mucho cómo lo escribiste.
Muy natural.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Dying: muchas gracias, un abrazo.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Donato; muchas gracias por la visita. Todas estas cosas viven en mi naturalmente.. un abrazo. y me voy a tu blog a chusmear...