viernes, 4 de enero de 2008

Relato de nosotros

Viajo mil kilómetros al encuentro de sus ojos, no tengo esos ojos ni siquiera una voz, que me digan los que estoy oyendo, pero si estuviese acá me diría a viva voz, a pura mirada:

El-Hola bonita. Que coincidencia, trato de conjurar las musas. Y siempre me responden, ahora estoy hablando con una.

Yo-Ud. es un galán. Me sonrojo de verdad, soy muy pudorosa, y no acostumbrada a los galanes. Yo no se ser galana.

El- ¿No sabes? ¿Estás segura? no me parece.

Yo-Bueno, vos me haces ruido. El ruido es salir de la rutina, y vos me sacas de la rutina

El- entonces tenes segundas intenciones... no te sonrojes... somos grandes, tener segundas intenciones conmigo, está bárbaro. Lastima la distancia.

Yo- lo mismo digo

El- ¿qué voy a hacer con vos, yo?

Yo- pero vos me dijiste que no estamos lejos

El- no estamos lejos en cuanto a que siempre podes contar conmigo, ahora en cuanto a lo de las segundas intenciones, ¿como hacemos para mantenernos tan lejos?

Yo-… ¿que voy a hacer yo con vos? … sin proponértelo me haces ruido...

El- que lindo eso… contame de vos… ¿ Lo seguís extrañando al señor negro, ese gran amor tuyo?

Yo- a veces si, otras no, ahora nada.... lo suficiente para que a veces duela ... que mas queres saber, vamos!! no soy solo una mujer que extraña a un negro

El- llevala vos a la conversación, a ver adonde vamos a parar...

Yo- te contaría poco, para que me sorprendas con tu ruido

El- (smack)

Yo- ¿y eso?

El-: un beso en la comisura... (Y me mira a los ojos)

Yo-¡ a Dios !

El- ¿te vas?

Yo- ¿a donde me voy a ir, si estas acá?

El- ¡que linda sos!

Yo- (sonrojada)...Vos también sos lindo...y ruidoso…muy, demasiado

El- me parece que a vos trataría de conquistarte dejando que nuestras manos se entrelacen sobrevolándonos mientras nos distraemos con preguntas intrascendentes hasta que alguno de los dos desvíe la mirada y, con una sonrisa, se de cuenta que nuestras manos empezaron sin nosotros

Yo- me encanto…sos demasiado ruidoso, nuestras manos ya empezaron sin nosotros...

El- siento tu roce... pero no te lo puedo decir porque si no me vas a tomar el tiempo y vas a hacer de mí lo que quieras

Yo- mis manos dicen la mitad de las cosas que quiero decirte... Mitad por pudor… mitad por distancia

El- Juguemos a que estamos realmente de la mano

Yo- claro que lo estamos

El- estoy a un click de tus labios…estoy totalmente indefenso y a tu merced

Yo- ¿y ahora que hacemos con tanta verdad?

El- que tal si disfrutamos de casi no tener secretos...

Yo- recuperemos nuestro romance.... me gustaba eso de las manos... y tus ojos... y el beso…

El- bueno, ¿como lo seguirías vos? Esta es una historia que se escribe de a dos plumas

Yo- (sin vueltas, ya lo estoy besando)

El- las manos juegan su danza, los besos se mudan a las orejas, las puntas de los dedos delinean tu perfil… los besos se mudan a los parpados, previa escala por la nuca

Yo- me encantan los besos en los parpados

El- las puntas de los dedos se convierten en masaje suave

Yo- … me da miedo romper esta magia, que ahora es todo ruido y me aturde… seria el peor de los silencios y prefiero, este ruido

El- entonces mantengamos el hechizo... magia intacta. Me había quedado en tus parpados, y de los parpados los besos se mudan a tu tabique... y van bajando junto con los dedos que ahora se entretienen en el laberinto de la parte de atrás de tus orejas... en caída libre hacia tu espalda... ahora las yemas de los dedos recorren cada milímetro de tu espina dorsal

Yo- ( no puedo mas que besarlo y hacerle mimos)

El- y en un único, certero movimiento, mis manos te giran para iniciar el mas meticuloso de los masajes partiendo del valle de tu espalda rumbo a tus hombros, para luego descender por la circunferencia de tus brazos hasta que mis dedos se reencuentren con los tuyos y... entrelazados te alcen en tus rodillas para abandonar el reverso de tu geografía e internarse en los médanos y las playas de tu torso… al tiempo que mis dedos recorren suavemente... tímidamente... casi temblando la circunferencia de tus senos hasta caer en un único beso, hasta las costas del rio que divide el torso de las piernas recorriéndolas, hasta las vertientes del delta de los dedos de tus pies

Yo- me encanta lo galán que sos para decirme que me vas hacer el amor

El- la culpa es enteramente tuya, por puro musa que sos…me solazaría en el disfrute de aquel banquete de besos… y suplicas... y esperas, hasta convertir nuestros universos paralelos en un único, y ruidoso, big bang...

Yo- ruido ruidoso (estamos fundidos en un abrazo interminable que acompaña un beso y cuando no podemos controlar el impulso que nos lleva a nuestros cuerpos encendidos, nos hacemos uno)

El- sufrí tanto esta agonía...

Yo- estas en mi, y yo en vos (y en susurro le pregunto) ¿esto es un sueño?

El- te siento como la más cálida de las caricias ¿puedo dormirme en tu pecho?

Yo- si, siempre…: no tengo culpa de haberte tenido entre mis brazos…me robaste el sueño... yo que sufría de insomnio… ahora decime vos, ¿como hago?

El- yo tampoco. Que queres que te diga... seducime cuando y cuanto quieras…

Yo- no quiero que te vayas ni quiero irme, no se que mas decirte para retenerte.

El- ¿y si me recuesto en tu falda y nos miramos a los ojos?

Yo- estas recostado mirándome a los ojos, no puedo bajar la mirada.... me sostengo en tus ojos, estas callado, pero me decís tantas cosas mirándome que eso solo, despierta un beso y una mano que dibuja dibujitos en tu frente y tu nariz y tambien dibuja el contorno de tu boca.

El- yo me quedo calladito... y no puedo dejar de mirarte

Yo- un cuadro, una postal, eso parecemos… no dejo de mirarte tampoco

El- ahora estoy enamorado de tus ojos...

Yo- ellos dicen lo mismo de los tuyos… son transparentes, transmiten calma…

El- tu calma reflejan...

Yo- estoy tranquila en el silencio de tus pestañas… tengo besos que me caen de la boca cada dos segundos…

El- yo tengo labios que siempre se quedan esperando más

Yo- ¿no te vas a cansar?

El- al menos no de que me beses ni de besarte.


Me dejo un puñadito de besos y se fué, yo le di otros para el resto del día…del año.

10 comentarios:

La Lau dijo...

Cuanto amor amiga!!!! De que me perdi??? Esta noche me contas todo...No me aguanto, en breve te llamo...
Me alegro mucho por vos

María Gabriela Costigliolo dijo...

jajajaja, no te pèrdiste de nada amiga.. , te veo en el asado de esta noche. un beso

Macedonio Strangiatto dijo...

Diga que el Censor Tato ya no ejerce, que si no... te cierra el blog por considerarlo de alto voltaje erótico...ajajajaja

Fascinante relato el suyo, colega.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Gracias señor macedonio, no se si el censor tato ejerce , pero esto va a escandalizar a santa madre... un beso.
Gracias por lo de "fascinante" , que gran palabra colega.
Un beso.

humanoide dijo...

a veces es mejor no aproximarse a la verdad...
o atenerse a las consecuencias...

en fin, pasaba a saludar nomás...

María Gabriela Costigliolo dijo...

Por eso dejo la magia intacta... el puñadito de besos es magia pura... igual fue un poco de verdad, te aseguro que no fue toda... un abrazo para vos tambien y gracias por visitarme, te espero de nuevo.

Alejo dijo...

Yo- ¿a donde me voy a ir, si estas acá?

soberbio...

María Gabriela Costigliolo dijo...

Gracias alejo, como esta tanto tiempo que no lop veia por estos lares??? en que anda??? agradezco lo de soberbio. Un beso.

Anónimo dijo...

como diria papá he qdado patitiesa con semejante , alucinante relato¡¡¡tu santa madre( me encanto)

María Gabriela Costigliolo dijo...

Santa madre no crea todo lo que sus ven... un beso