martes, 15 de enero de 2008

Sin cuenta

Cincuenta cadenas que atan mi corazón a una nube,
cincuenta estrellas fugaces perdidas en el firmamento,
cincuenta lunares de tu espalda,
cincuenta risas esparcidas por mi casa,
cincuenta abrazos en la alfombra,
cincuenta silencios errantes de tu boca,
cincuenta mariposas saliendo de mi ropa,
cincuenta palabras escritas en una nota,
cincuenta latidos de melancolía,
cincuenta noches pidiendo que no se haga de día,
cincuenta canciones de alegría,
cincuenta rosas ninguna espina,
cincuenta meses y ciento cincuenta días,
cincuenta historia de nosotros y la vida,
cincuenta ojos con lágrimas para una despedida,
cincuenta cartas de amor,
cincuenta plegarias,
cincuenta excusas para verte;
Sin cuenta, enamorada perdidamente de vos.

----------------------------------

A todos los que visitaron y visitan el blog, a los que de alguna manera se identificaron con mis emociones, a los que día a día construyen un nuevo relato para que yo suba. Festejo cincuenta post subidos, festejo medio centenar de algo cien por ciento mágico. Gracias a todos una vez más.

10 comentarios:

La Lau dijo...

Amiga:
"Cincuenta lunares de tu espalda"
Es increible, sos increible. No hay quien entre acá y no se tope de lleno con toda la magia que hay en tu vida, con todo tu amor, con toda la melancolica alegria que tenes.
Te quiero y vamos por más....

María Gabriela Costigliolo dijo...

Gracias amiga, cincunta veces garcias y cicuenta besos para vos..

Sand dijo...

Cincuenta experiencias maravillosas al leer tus textos...

Saluditos

Ana Ortiz dijo...

Felicitaciones x tu aniversario.
Recien entré y leí algunos post.Es verdad, hay magia en tu mundo.
Pasare más seguido.

Carlos dijo...

Camino mágico.

Como cuando eras niño y esperabas ver a los reyes...
Y jurabas haberlos visto, porque tu corazón aun creía.
Como cuando de grande, esperas el abrazo del ser amado, que esta distraído.
Como las estrellas, que cuando las vemos deslumbran.
Como gotitas de roció, en la rosa preferida.
Como el olor a el / ella... inconfundible.
Como el despertarse antes y de quedarse mirándolo/la, “espiando”.
Como el tomarse el tiempo para vestirse y nunca gustarse.
Como caminos de hormigas, transitados.
Como el sol que quema y abriga a la vez.
Como la ilusión escondida dentro del pecho.
Como los sueños contados a susurros, por miedo a que se rompan.
Como tus palabras, exactas, llenas de sentido.
Como vos, dulce mujer niña.
La luz, el lugar donde mirarse, la caricia al alma.
Como todo lo que dices y también callas.
Como tu amor puro, hoy no correspondido.
Como tu laberinto, el que tendrás que sortear, para poder marchar hacia delante.
Como un camino mágico, transito tus paginas.

Felices cincuenta. !!!

Carlos

María Gabriela Costigliolo dijo...

Sand: muchas gracias por tus visitas. Un beso

María Gabriela Costigliolo dijo...

Ana : que mejor momento para visitarme que dentro de un festejo, mis saludos a vos y espero verte seguido. Muchas gracias por tus palabras, de verdad alientan para seguir por mas. Un beso

María Gabriela Costigliolo dijo...

Carlos: que puedo decirte,me dejaste con mil gracias en la boca, me dejaste emocionada. Sabes que te quiero y que te extraño. Que tus palabras son siempre un mundo diferente donde esconderse... te mando besos grandes.
Pd: me prometiste vernos esta semana.

Macedonio Strangiatto dijo...

clap clap clap!!!

María Gabriela Costigliolo dijo...

Muchas gracias amigo Macedonio... se agradece done everything o fatto tutto... como quiera como sea, un abrazo.