sábado, 22 de diciembre de 2007

Cuando te miro

Tus ojos iluminaron la noche, no se si había estrellas, no había luna que llenara el cielo. Solo tus ojos iluminando todo, entonces la canción que te canto es como el mundo que me asfixia y que respiro. Entonces tus ojos en los míos. Cae la estrella de tu voz en la guitarra, cae la duda de nosotros a través de los años en mi alma.
No tengo razón exacta de los motivos que me llevan una y otra vez a tu puerto, no quiero hacerle caso a las predicciones, solo quiero mirarte a los ojos para ver que me dicen y vivirme en ellos de nuevo.
Anoche mientras te miraba y me mirabas, anoche mientras no había luna ni estrellas que llenaran el cielo, el universo de tus ojos era toda mi casa.
Tus ojos iluminaron la noche, ¡que más podía pedirle al cielo! .Que más que el milagro mismo de tener la certeza que te amo.
Anoche mientras procesaba la realidad de tenerte a una distancia de pasos, pero lejos de mí, anoche mientras me mirabas, era la mujer mas enamorada.

4 comentarios:

Lucas Varela dijo...

Gracias por la visita =).

¡Pasá cuando quieras! Y gracias por el link, date por agregada en los míos.

Saludos.

Lucas.

Macedonio Strangiatto dijo...

Te vi por lo de Lucas y te fuiste tan rápido que no pude decirte lo que quería decirte:

"Hay bautismos de agua"
"Hay bautismos de fuego"
"Hay bautismos de distancias"...
y también los hay de sonrisas...
a esos, son a los que me dedico... con suerte dispar.

Macedonio Strangiatto
Secretario de Actividades Subconscientes
Sindicato Argentino de Viajeros en el Tiempo.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Lucas de verdad se agradece la visita, me gusta lo que haces. Un abrazo y estamos en contacto.

María Gabriela Costigliolo dijo...

Macedonio, hoy estuve por tu blog, escuche el audio, lei las explicaciones, me encanta y me divierte lo que hacen. Es verdad me fui rapido, pero es para despitar y levantar sospechas... Un abrazo para vos tambien.